Cubierta vegetal. Sistemas constructivos.

En el mundo de las empresas y los sistemas constructivos de cubiertas vegetales existen gran variedad de sistemas, productos, láminas, sustratos…, el objetivo de este artículo es desenredar en la medida de lo posible esta maraña para que nuestras expectativas sobre la cubierta coincidan plenamente con la solución adoptada.


Cubierta vegetal realizada por Urbanarbolismo en Alicante.

Puede solicitar información y presupuesto de nuestros sistemas de cubierta ajardinada en mail@urbanarbolismo.es

El funcionamiento básico de una cubierta vegetal.

Una cubierta vegetal consta en esencia de las siguientes capas, dependiendo de la solución adoptada varias de estas funciones pueden ser asumidas por un solo material:

  • Lámina impermeable. Impide el paso del agua y la conduce hacia su evacuación.
  • Protección antiraices Puede ser independiente o una característica de la lámina.
  • Capa drenante. Permite que el agua discurra sin obstáculos por encima de la lámina hasta su evacuación.
  • Capa de retención. Retiene parte del agua que cae a la cubierta evitando que se pierda.
  • Capa filtrante. Evita la lixiviación del sustrato, solo deja pasar el agua y no laspartículas del sustrato.
  • Capa absorbente Retiene el agua a modo de esponja para prolongar la humedad de la cubierta en el tiempo.
  • Sustrato. Es el medio de crecimiento de la vegetación, de sus características depende en parte la absorción de agua, nutrientes y el peso de la cubierta.
  • SobreSustrato. Esta capa que protege el sustrato.
  • Vegetación. La vegetación es la capa más delicada de la cubierta vegetal, de su elección depende el correcto funcionamiento de todo el sistema.



Los condicionantes para la elección de cada una de las capas son los siguientes:

Lámina impermeable.
La lámina impermeable para una cubierta vegetal no sólo debe cumplir la función de impermeabilizar sino que debe impedir el deterioro provocado por las raices. Las láminas bituminosas no son antirraices por lo que si se utilizan se recomienda colocar una doble lámina y una pintura de protección antirraices. Si utilizamos láminas de PVC o EPDM tendremos este problema solucionado.

Capa drenante.
La capa drenante crea una cámara de aire por donde se evacua el agua de la cubierta, es completamente necesaria ya que si el sustrato se encharca cada vez que llueve las raices de las plantas pueden tener problemas de hongos. Normalmente se utiliza como capa drenante láminas de HDPE (Polietileno de alta densidad) vulgarmente conocidas como “hueveras”.

Capa de retención.
La capa de retención contiene unos pequeños receptáculos que almacenan parte del agua de la cubierta. Normalmente la capa de retención suele ser la propia lámina de HDPE, que almacena el agua en sus receptáculos. Existen láminas con distintos tamaños de receptáculo, conforme más seco sea el clima mayor será la necesidad de almacenar agua en la cubierta y mayor deberá ser el grosor de la lámina de HDPE.

Capa filtrante.
La capa filtrante evita la lixiviavión del sustrato, lo que hace que pierda propiedades de cara al crecimiento de la vegetación. Para ello se utiza simplemente un fieltro 200gr/m2.

Capa absorbente.
La capa absorbente se puede situar en el propio sustrato o por debajo de el y está constituida por materiales que retienen el agua y la liberan lentamente. Esta es la capa más importante de las cubiertas vegetales sin mantenimiento en climas secos ya que el principal problema en estas zonas es la rápida evaporación del agua.

Existe una gran variedad de materiales que pueden llevar a cabo esta función: hirogeles, fitoespumas, fieltros, esponjas… cada empresa aporta una solución diferente y algunas dejan erróneamente esta labor al sustrato (probablemente porque solo han probado sus soluciones en climas húmedos).

Existen materiales que pueden llevar a cabo en una sola capa las funciones de drenaje, retención, absorción y filtrado. Hablaremos de ellos en futuros artículos.

Sustrato.
Para la elección del sustrato hay que tener en cuenta el tipo de vegetación que se va plantar en la cubierta, hay que controlas especialemten la acidez del sustrato (Un sustrato ácido para plantas de suelo ácido y viceversa) y la riqueza de nutrientes (al contrario de lo que se piensa el suelo no es mejor por tener más nutrientes, determinadas especies como las variedades de sedum solo funcionan corréctamente en suelos pobres).

El peso del sustrato es uno de los principales problemas en cubiertas vegetales sobre estructuras que no pueden soportar mucho peso. El grosor del sustrato puede reducirse hasta 5cm si utilizamos correctamente un material absorbente y une vegetación adeacuada.

SobreSustrato.
Toda solución de cubierta vegetal necesita un sobre sustrato, esta capa cumple distintas funciones según el tipo de cubierta. En climas secos se suele utilizar un sobre sustrato de grava volcánica para proteger el sustrato del sol, evitar que crezcan malas hierbas y porque mejora la captación de agua de rocío durante la noche, la principal fuente de agua de la cubierta vegetal. Caben otras posibilidades como el mulch, la corteza de pino, la grava de cuarzo… cada una con sus ventajas y sus inconvenientes.

Vegetación.
Esta es la capa más delicada de la cubierta, en función de su elección se diseñarán los espesores y las características del resto de capas, por ejemplo, si queremos plantar un árbol necesitaremos como mínimo 1 m de tierra y una capa dreanante de un espedor y resistencia acordes. Si plantamos determinadas especies de sedum y crassulas podremos tener un espesor de sustrato muy pequeño…o incluso no tener sustrato como se puede ver en la cubierta de teja de la imagen.

De todos estos elemetos combinados depende el correcto funcionamiento de un sistema de cubierta vegetal. En el momento en el que nos enfrentamos a la elección de un sistema en concreto debemos tener en cuenta los siguientes factores:

  • Empresa: Las empresas de impermeabilización suelen aportar soluciones standar independientemente de la ubicación climática de la cubierta, su exposición al viento y al sol. El desconocimiento general de los arquitectos respecto al funcionamiento de las cubiertas vegetales provoca que estas soluciones standar tengan cantidad de elementos mayor de que necesita en realidad para determinados proyectos, esto provoca un sobrecoste que muchas veces lleva a desechar estas soluciones y sacrificar la sostenibilidad en la edificación. En urbanarbolismo seleccionamos los elementos de la cubierta vegetal en función de las necesidades concretas del proyecto utilizando productos de distintas empresas.
  • Clima: El clima influye en todos los elementos de la cubierta. Por ejemplo, si nos hayamos en el clima lluvioso de Asturias no necesitaremos capas retenedoras de agua, nos interesa evacuar el agua eficientemente para mantener las raices aireadas. Sin ambargo en climas poco lluviosos como almería necesitaremos varios elementos retenedores y absorbentes así como un grosor de sustrato mayor.
  • Ubicación: La solución de cubierta no puede ser la misma si está expuesta completamente al viento de si está en una zona protegida.
  • Uso: Si la cubierta vegetal es pisable habrá que adoptar medidas para evitar la compactación del sustrato.
  • Mantenimiento: Una cubierta vegetal sin mantenimiento supone una gran ventaja pero hay que seleccionar cuidadosamente las especies vegetales. Por otro lado el riego por goteo es una instalación muy barata en comparación con el coste total de la cubierta y su instalación puede permitir la plantación de determinadas especies qe en condiciones normales no resistirían.

Ventajas de una cubierta vegetal:

1. Reducen la escorrentía superficial: Allí donde existen episodios de lluvias intensas y el sistema de alcantarillado puede ser fácilmente abrumado, sobre todo en los meses de invierno. En una cubierta standar de unos 15cm de sustrato la escorrentía se reduce alrededor de un 50%.

2. Prolongan la vida útil de la cubierta: La fluctuación de la temperatura durante el día provoca una expansión y contracción que reduce la vida útil de una azotea. Las cubiertas verdes absorben y reflejan el calor, lo que aumenta significativamente su vida. Los techos verdes raramente alcanzan temperaturas por encima de 30°C, mientras que los techos de asfalto negro pueden llegar a temperaturas de alrededor de 71°C.

3. Actúan como aislamiento: Debido a que un techo de vegetación es mucho más frío, menos calor se transfiere a la habitación de abajo y por lo tanto aporta a una menor demanda de aire acondicionado. Po el otro lado, en invierno la vegetación crea una capa que limita el movimiento del aire en la cubierta por lo que mejora su comportamiento térmico frente al frio.

4. Reducen el efecto isla de calor: En general, la vegetación dentro de una ciudad ayuda al enfriamiento de la zona circundante. Al crear una superficie con vegetación, se reduce la temperatura del aire exterior.

5. Mejoran la calidad del aire: 1m2 de cobertura vegetal genera el oxígeno que necesita una persona durante un año (Darlington 2001), 1m2 de cobertura vegetal atrapa 130gr de polvo/año, absorbe CO2, reducen hasta 10db la contaminación sonora.

6. Habilitan espacios urbanos no usados.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

4 comentarios

  1. Pingback: Arquitectura sostenible: La cubierta vegetal

  2. Pingback: Impermezabilización de terrazas y cubiertas vegetales | Humedades

  3. Genial entrada.
    Todo muy muy clarito y muy bien detallado, gracias.

  4. Pingback: HUERTOS DE CIUDAD: UNA APROXIMACIÓN A ENTORNOS URBANOS AUTOSUFICIENTES «

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *