Comparativa entre sistemas constructivos de jardines verticales.

Actualmente en el mercado hay una gran variedad de sistemas de jardinería vertical: hidropónicos, modulares, preplantados, plantados in situ, sistemas plug-in, sphagnum, kits… incluso nosotros mismos ofrecemos varios sistemas. En este artículo se configura un clasificación y evaluación de las ventajas e inconvenientes de los distintos productos y sistemas. Partimos de la realidad de que no existe un sistema de jardinería vertical definitivo, idóneo para todas las situaciones de diseño, unos se adaptan mejor que otros a determinadas condiciones económicas, de mantenimiento o de diseño.

Si quereis ampliar información os invitamos a los cursos de jardinería vertical que imparte Urbanarbolismo en colaboración con Singulargreen y Alicante forestal.

Jardín vertical de Ibiza
Jardín vertical en Ibiza.

Este artículo supone una actualización de nuestro artículo de 2008: fachadas vegetales, sistemas constructivos, desde entonces los sistemas han evolucionado, han aparecido nuevas técnicas y otras se han revelado ineficaces.

Empezaremos por una breve clasificación, los principales sistemas de jardinería vertical se dividen en 2 grandes grupos: hidropónicos y de sustrato.

Jardines verticales hidropónicos.
En estos sistemas las raíces crecen en un medio inerte: fieltro no tejido (poliamida, polietileno, poliester…), lana de roca, espumas técnicas (poliuretano, poliurea…),etc. También existen algunos sistemas donde la solución nutritiva discurre a través de tubos. En estos jardines verticales todos los nutrientes son aportados vía riego.

Jardín vertical de Paterna. Valencia
Jardín vertical de Paterna.

Jardines verticales con sustrato.
En estos sistemas las raíces crecen en un medio con un medio granular con porcentaje orgánico más o menos elevado, las mezclas de sustrato utilizadas suelen ser ligeras, pueden incluir arlita, perlita, sphagnum, espumas técnicas… que les confieren la capacidad de retención de agua, aireación y drenaje. Lo nutrientes se pueden aportar vía riego en mayor o menor porcentaje pero no son imprescindibles para el funcionamiento a corto plazo.

Jardín vertical de Vitoria
Jardín vertical de Vitoria.

Existen otros sistemas de jardinería vertical fuera de esta clasificación como los jardines verticales de trepadoras, las instalaciones de jardineras en vertical y otros. Aunque utilizan soluciones muy interesantes en este artículo vamos a centrarnos principalmente en los sistemas plantados en vertical.

Jardín vertical de Tarradellas. Barcelona.
Jardín vertical en Barcelona. Vía http://w110.bcn.cat

Existen una serie de características que nos permiten realizar una clasificación más pormenorizada de los sistemas:

  • Modularidad. Los jardines verticales se dividen en modulares y construidos “in situ”. Los sistemas modulares están compuestos por una serie de paneles prefabricados mientras que los sistemas “in situ” se construyen capa a capa en el lugar. Los primero permiten un montaje más rápido mientras que los segundos permiten adaptarse a cualquier forma sin la limitación que implica el módulo del panel.
  • Método de plantación. Preplantados o plantados “in situ”. Los sistemas preplantados permiten cultivar paneles o macetas en invernadero para realizar su instalación completamente crecidos pudiendo disfrutar de un jardín vertical completamente tapizado desde el primer momento de su instalación, en los sistemas plantados planta a planta normalmente hay que esperar al crecimiento de la planta o realizar una inversión en planta de mayor tamaño lo que supone un sobrecoste. Ambos sistemas son válidos, sin embargo, en la historia de las empresas españolas de jardines verticales existen varios fiascos de jardines preplantados, paneles que en invernadero se plantaron y crecieron correctamente, recién instalados, dieron una primera imagen perfecta para después secarse, lo que conllevado la reposición completa del jardín vertical.
  • Kits. Existen una serie de kits de jardinería vertical en el mercado destinados a ser construidos por los usuarios. Estos elementos requieren el mantenimiento del usuario como cualquier otro jardín. Su éxito o fracaso depende por completo de sus mantenedores.

Kit jardinería vertical.
Vía morcomrosegarden.com

_

¿Cuál es la dificultad de plantar en vertical?
Parte de la clave el éxito de un jardín vertical reside en el medio de plantación y su equilibrio químico y biológico. El sustrato es probablemente uno de los desconocidos de los ecosistemas. Toda la vida vegetal depende de las interacciones entre el agua y el sustrato, los nutrientes disueltos se transfieren a lo largo de su estructura y son atraídos y mantenidos a través de enlaces iónicos. En la naturaleza el sustrato contiene elementos como los ácidos húmicos que ayudan a mantener estable el pH, el suelo está estructurado con microorganismos y microrrizas que realizan funciones específicas dentro de una compleja red de sistemas autorregulados que crean unas condiciones estables para la vida . Cuando colocamos un sustrato en vertical este equilibrio se trastoca y tenemos que solucionar los siguientes problemas:

  • 1) La resistencia física, evitar su desplazamiento y erosión.
  • 2) La desaparición de la interacción microbiana a lo largo de todo el sustrato, lo que sucede si este está compartimentado en celdas.
  • 3) El agotamiento de los nutrientes del sustrato.
  • 4) La aparición gradual de un exceso de sales minerales debido a la interacción iónica entre el sustrato y los nutrientes de la fertirrigación.

RaicesImagen de propagación raíces en un medio artificial, vía freshplaza.es

En base a esto, existe una relación de propiedades que permiten evaluar la idoneidad de un jardín vertical:

  • Resistencia física del sustrato. Es la capacidad del sustrato de conservar su estructura a lo largo del tiempo y está directamente relacionado con la durabilidad del jardín vertical. Determinados sustratos pierden la estructura más rápidamente, se “lavan”.
  • Durabilidad química. Vida útil del sustrato sometido a las condiciones de fertirrigación necesarias para su funcionamiento. Determinados sustratos se colmatan de sales más rápidamente que otros.
  • Retención de agua. Es la capacidad de un jardín vertical de sobrevivir sin necesidad de riego. En general los jardines hidropónicos (hay excepciones) requieren una circulación continua de riego que en caso de fallo conduce al fracaso del jardín vertical en un periodo muy corto de tiempo.
  • Retención de nutrientes. Es la capacidad de un jardín vertical de sobrevivir sin aportación de nutrientes a través de fertirrigación. Los sistemas con sustrato tienen esta capacidad, los hidropónicos puros no.
  • Facilidad de sustitución de plantación. La capacidad para sustituir fácilmente las plantas que han fallado es de vital importancia, algunos sistemas de jardinería vertical esta sustitución se realiza planta a planta, otros sólo permiten sustituir paneles o macetas, en otros sistemas la sustitución puede suponer un problema por caída de sustrato, suciedad… por motivos económicos no es recomendable utilizar sistemas donde, para realizar la sustitución, dependamos de la empresa instaladora.
  • Facilidad en la sustitución de riego. El riego en un sistema de jardinería vertical debe ser perfectamente accesible y reemplazable en caso de fallo sin afectar al jardín. En algunos sistemas las conducciones de riego quedan ocultas en la parte trasera de los paneles y son difícilmente accesibles.
  • Complejidad del sistema de riego y fertirrigación. Unos sistemas de jardinería vertical solo requieren sencillos sistemas de abonado y control de riego, otros necesitan complejos sistemas de filtrado, control de los parámetros de riego (conductividad, ph, humedad…) y telegestión. Aunque la seguridad nunca está de más, pensamos que la sencillez es un valor añadido.
  • Variedad de plantación. Unos sistemas permiten una amplia gama de especies vegetales mientras que otros solo permiten determinadas variedades que deben adaptarse a situaciones específicas (climáticas, del sustrato, de humedad, tolerancia a la acidez o a la variación de ph…).
  • Resistencia al frío. En climas fríos algunos sistemas presentan el problema de congelación de las raices, por regla general conforme más grueso y mejor aislado está el sustrato mejor comportamiento tiene el jardín vertical.
  • Peso. El peso del sistema es una variable muy importante a considerar sobretodo en la actuación sobre fachadas ya existentes.

_

Agrupación por tipos de los sistemas de jardinería vertical.
Nosotros instalamos varios sistemas: el sistema f+p hidropónico, el sistema leaf.box de sphagnum, el sistema eco.bin de sustrato y el nébula de plantas aéreas. Desde el conocimiento y la experiencia que hemos tenido con varios de los sistemas os ofrecemos la siguiente comparativa en la que hemos evitado, en medida de los posible, mencionar marcas:

_

Sistema de fieltro no tejido.

Patrick Blank patentó este sistema formado por un trasdosado de paneles de PVC donde se grapan varias capas de fieltro no tejido (se pueden utilizar varios materiales: poliéster, poliamida, polietileno, PAC, viscosa) y rafia de polipropileno alternativamente. El riego se instala en lineas situadas entre las capas a intervalos de aproximadamente dos metros. La solución hidropónica discurre por gravedad en el no tejido hasta la parte inferior donde se puede recircular de nuevo hacia la parte superior o desecharse.

Jardín vertical fieltro.
Vía diygreenwalls.blogspot.com

Actualmente la patente del sistema Patrick Blank está extinguida y han surgido una gran cantidad de empresas que se dedican a su instalación tanto en España como en el resto del mundo, algunas de ellas en formato kit.

Jardín vertical en formato Kit.
Jardín vertical de fieltro en formato Kit.

Ventajas del sistema de fieltro.

  • Ligereza. Este sistema es el más ligero ya que reduce el medio de plantación a su mínima expresión.
  • Facilidad de sustitución de riego. Las conducciones se sustituyen de manera sencilla grapando una nueva capa de fieltro.
  • Facilidad de sustitución de planta. La planta se sustituye fácilmente grapando una nueva capa de fieltro.
  • Apariencia verde del sustrato. A diferencia de los sistemas de paneles la capa exterior de fieltro es colonizada por algas y musgos y adquiere una apariencia verde independientemente del crecimiento de las plantas.

Jardín vertical en Valencia
Jardín vertical de Paterna.

Inconvenientes del sistema de fieltro

  • Resistencia al frio. El poco espesor del medio de plantación expone las raices de la planta a la congelación en temperaturas bajas.
  • Baja retención de agua. Este sistema requiere la continua circulación de agua por la capa de material no tejido, si el riego falla el jardín muere en pocos días, esto provoca que el sistema de control de riego deba de estar monitorizado a distancia 24h.
  • Baja retención de nutrientes. El pequeño espesor y la naturaleza del medio de plantación hacen que sea necesario mantener el equilibro del ph, la conductividad, las plagas y la proliferación de hongos y bacterias. Para ello se utilizan una serie de productos que establecen colonias de hongos y bacterias beneficiosos así como sistemas de regulación y control del ph y la conductividad eléctrica de manera artificial.
  • Complejidad del sistema de riego. Por todo lo anterior se hacen necesarios sistemas de gestión del agua y telegestión del riego complejos.

Desde nuestro punto de vista pensamos que el sistema de fieltro no tejido es recomendable para grandes superficies en climas que no sufran heladas muy prolongadas, donde el cliente esté dispuesto a asumir un control gestionado por la empresa instaladora. Podría recomendarse para aficionados en autoconstrucción y automantenimiento por el bajo precio de los materiales, existen varios kits en el mercado que se basan en este sistema (aunque sin los adecuados tratamientos tendríamos una tasa de fracaso de plantas elevada). No es recomendable para pequeñas superficies por la elevada complejidad del sistema de riego que encarece significativamente el jardín y el mantenimiento.

Jardín vertical de interior.
Imagen vía DIYgreenwalls.blogspot.com

_

Sphagnum.
El Sphagnum Magellanicum es un tipo de musgo conocido como musgo de turbera, en inglés peat moss, cuyas propiedades de absorción de agua e integridad como sustrato lo hacen adecuado para su utilización en jardines verticales.

Sphagnum Magellanicum
Sphagnum Magellanicum. Vía infojardin.com

Es antibacteriano, con propiedades contra la putrefacción, enfermedades y plagas, esto se debe a la presencia de un conservante polisacárido. El bajo índice de ph 4,8 evita el uso de reguladores químicos, haciendo a la planta resistente a enfermedades y parásitos en las raíces.

Jardín vertical de Sphagnum
Imagen vía http://elblogdefarina.blogspot.com

El sphagnum se suele instalar rellenando paneles formados por mallas de alambre galvanizado, electro-soldado y plastificado, aunque puede utilizarse en cualquier sistema modular de jardinería vertical sólo o como complemento de otro sustrato. El espesor de los paneles de sphagnum varía en función del sistema y de las solicitaciones climáticas, desde 5 a 15cm de grosor.

El musgo retiene hasta 20 veces su peso en agua, condición que lo convierte en un buen administrador y distribuidor de humedad, también es de una textura ligera que permite la oxigenación de las raíces de las plantas.

Escultura vegetal Vitoria
Escultura vegetal en Vitoria.

Ventajas del sistema de Sphagnum.

  • Producto natural/renovable. Existen explotaciones donde el sphagnum se extrae de manera sostenible, aunque no todo el sphagnum del mercado se extrae de la misma manera.
  • Apariencia natural. El sphagnum queda visto confiriendo al jardín vertical un acabado natural al margen de la planta. además se desarrolla y crece en orientaciones norte o con poca iluminación creando una capa de musgo verde
  • Alta resiliencia de nutrientes y posibilidad de evitar la fertirrigación. Con determinadas especies con bajos requerimientos de nutrientes, como determinadas variedades de sedum, el sphagnum permite el crecimiento de la planta si utilizar fertilización lo que supone una simplificación del mantenimiento importante.
  • Sencillez del mantenimiento. Las propiedades antibacterianas y fungicidas del sphagnum y la posibilidad de no utilizar fertilizantes, convierten en un sistema que se puede mantener con controles de riego convencionales.
  • Escultura vegetal. Al tratarse de un sustrato compuesto por fibras alargadas permite rellenar formas tridimensionales y realizar jardines verticales con cualquier tipo de diseño.

Inconvenientes del sistema de sphagnum.

  • Sustrato ácido. La acidez del sphagnum limita las variedades de plantas que se pueden utilizar y también alarga el periodo de adaptación necesario para enraizar de las plantas adultas
  • Menor capacidad de modificar las condiciones del sustrato. Una excesiva fertilización provocaría que el sphagnum perdiera sus propiedades.
  • Velocidad de crecimiento. Las limitaciones en el uso de fertilizantes se traducen en un crecimiento más lento de la planta, lo que supone un inconveniente si se persigue tapizar rápidamente el jardín.

Desde nuestro punto de vista el sphagnum es un sistema muy adecuado para situaciones de bajo mantenimiento en general ya sean grandes o pequeñas superficies, esto lo hace espacialmente recomendable para jardines domésticos o que puedan ser mantenidos por el propietario. La durabilidad del sphagnum es buena en comparación con los sistemas de sustrato convencional sin llegar a ser tan larga como en los sustratos hidropónicos. En el mercado existen viveros que empiezan a producir la planta en sphagnum lo que disminuye los tiempo costes de colocación y enraizamiento.

Letras vegetales Vitoria
Escultura vegetal en Vitoria.

_

Sistemas plug-in.
Hemos denominado así a los sistemas de jardinería vertical compuestos de recipientes tipo maceta que se instalan sobre una estructura con forma de entramado fijado a la pared, existen varios sistemas de este tipo: desde los más sencillos realizados con un entramado de varillas metálicas y macetas convencionales hasta los más elaborados e industrializados, con soluciones de paneles de plástico inyectado con sistema de riego integrado.

Jardín vertical ChinaJardín vertical China.
Jardín vertical en China. Vía Alicante forestal.

Los modelos más sencillos son fácilmente autoconstruibles, pueden dejar vistas las macetas que pasan a formar parte del resultado en la imagen del jardín vertical.

Ventajas de los sistemas plug-in

  • Facilidad de sustitución. Si una planta muere la maceta se puede sustituir fácilmente por otra del mismo tipo simplemente retirando el contenedor.

Inconvenientes de los sistemas plug-in:

  • Durabilidad. La instalación de estos sistemas implica la utilización de un sustrato relativamente convencional (aquel en el que se cultiva la planta), esto implica que, en el caso de necesitar fertirrigación, la durabilidad del sustrato se acortará debido a la saturación de sales. En aquellos sistemas que no controlen adecuadamente la pérdida de finos los sustratos se lavarán.
  • Sustitución del riego. En algunos sistemas plug-in el riego está integrado y la aportación de agua se produce planta a planta el mantenimiento y la sustitución del riego se complica.
  • Estabilidad de los elementos. Uno de los problemas de los sistemas plug-in es la posibilidad de la pérdida de macetas o plantones debido al viento u otras acciones, por este motivo consideramos no son adecuados para su utilización en alturas elevadas

Jardín vertical de macetas
Vía Jetsongreen.com

En nuestra opinión este sistema es recomendable para jardines pequeños donde se vaya a realizar una sustitución periódica de la plantación con planta de temporada o con flor, procedimientos que se realizan de una manera bastante común en muchas de nuestras ciudades. En ningún caso recomendaríamos estos sistemas para grandes superficies ni situaciones donde se requiera poco mantenimiento.

_

Sistemas de paneles contenedores de sustrato.
Se trata de sistemas de sustrato donde las especies vegetales crecen a través de perforaciones practicadas los paneles contenedores, estos a su vez se anclan o cuelgan de una base de perfilería metálica. Los paneles pueden estar construidos con rafia, geotextil y rejilla electrosoldada, cajas de fruta de polietileno o estructuras semejantes. Existen en el mercado una gran cantidad de empresas que utilizan estos sistemas, por regla general los paneles suelen cultivarse en invernadero para instalarse en jardines completamente tapizados desde el primer momento.

Jardín vertical de San Vicente
Jardín vertical de San Vicente.

El sustrato utilizado está formado por un elevado porcentaje de materiales retenedores de agua: perlita, espumas técnicas, fibra de coco, sphagnum, etc; su calidad está directamente relacionada con la composición del sustrato, cada empresa tiene su formulación propia.

Panel de jardín vertical.
Vía digitallibrary.usc.edu

Ventajas de los contenedores de sustrato

  • Instalación del jardín completamente tapizado. Ofrece la posibilidad de disfrutar de un jardín vertical completamente tapizado nada más finalizada la instalación.
  • Retención de nutrientes. La utilización de un sustrato relativamente convencional permite al jardín sobrevivir en caso de un fallo en el sistema de fertirrigación.
  • Retención de agua. La utilización de retenedores de agua y el espesor del propio sustrato permiten al jardín vertical sobrevivir en caso de un fallo en el sistema de riego.
  • Resistencia al frio. El espesor necesario del sustrato facilita la protección de la raíz frente al frío extremo.
  • Sustitución por paneles. La sustitución por paneles es una ventaja en algunos de estos sistemas donde en caso de fallo se puede reemplazar el jardín vertical nuevo y completamente tapizado en un periodo breve de tiempo.

Inconvenientes de los contenedores de sustrato:

  • Durabilidad. La instalación de estos sistemas implica la utilización de un sustrato relativamente convencional, esto implica que en el caso de necesitar fertirrigación la durabilidad del sustrato se acortará debido a la saturación de sales. En aquellos sistemas que no controlen adecuadamente la pérdida de finos los sustratos se lavarán.
  • Sistemas de riego. En los sistemas de paneles el riego está integrado en la parte trasera y la aportación de agua se produce panel a panel, esto complica su mantenimiento y sustitución
  • Peso. El peso de estos sistemas es mucho más elevado que los sistemas hidropónicos.

Jardín vertical de paneles de sustrato.
Vía missjardin.com

Consideramos la utilización de estos sistemas especialmente interesantes en situaciones donde las condiciones requieran que el jardín vertical esté completamente tapizado desde el primer momento, especialmente en instalaciones temporales como este cuadro de Van Gogh vegetal. El instalador de un jardín vertical de este tipo debe tener siempre en cuenta que la durabilidad es limitada y que tarde o temprano deberá sustituir los paneles por otros debido a la perdida de estructura del sustrato o a la saturación de sales.

Jardín vertical palet.
Via sustainablehouse.com.au

_

Sistemas de celdas de sustrato.
Las características de los sistemas de celda de sustrato son muy parecidas a las de contenedores de sustrato, la única diferencia reside en que la apertura del sustrato al exterior brinda una mejor ventilación y aumenta las posibilidades del sistema riego. Las ventajas y los inconvenientes son idénticos a los del punto anterior.

Jardín vertical de celdasJardín vertical de celdas.

_

Sistemas de paneles de sustrato hidropónico.
Son sistemas construidos a base de paneles realizados con materiales de cultivo hidropónico: espumas técnicas de poliuretano, poliurea o lana de roca. Las especies vegetales suelen plantarse in-situ, los paneles disponen de una serie de perforaciones que permiten la introducción de plantones cultivados en sustrato inerte o con la raíz desnuda.

Lana de roca.
Lana de roca

Ventajas de los paneles hidropónicos.

  • Ligereza. Se trata de sistemas ligeros.
  • Durabilidad. Los materiales de sustrato inerte confieren mayor durabilidad al jardín vertical.

Inconvenientes de los paneles hidropónicos.

  • Resistencia al frío. Aunque no tanto como en el sistema de fieltro no tejido, el poco espesor del medio de plantación expone las raíces de la planta a la congelación en temperaturas bajas.
  • Retención de agua media. Este sistema requiere la continua circulación de agua por el sustrato hidropónico, si el riego falla el jardín muere en pocos días. La durabilidad del jardín está en relación con el espesor el sustrato y su capacidad de retención.
  • Retención de nutrientes. La naturaleza del medio de plantación hacen que sea necesario mantener el equilibro del ph, la conductividad, las plagas y la proliferación de hongos y bacterias. Para ello se utilizan una serie de productos que establecen colonias de hongos y bacterias beneficiosos así como sistemas de regulación y control del ph y la conductividad eléctrica de manera artificial. Este control es tanto menos necesario conforme menor es el intercambio catiónico del sustrato.

Panel sustrato hidropónico.

Estos sistemas con interesantes en situaciones donde haya que instalar un jardín vertical a partir de tamaño medio, el control periódico de los parámetros hidropónicos del jardín vertical lo convierte en un sistema poco recomendable para instalaciones particulares.

_

Sistemas de especies específicas.
Existen sistemas-situaciones que responden a las necesidades de espécies o variedades concretas en situaciones climáticas específicas: se pueden realizar jardines verticales de plantas aéreas seleccionando cuidadosamente las variedades y según el clima, jardines verticales de musgo en determinadas orientaciones y características del soporte, muros de sedum, kalanchoe, helechos, de cáctus espífitos… se pueden realizar con actuaciones físicas muy ligeras, buscando las condiciones que sean las adecuadas para su crecimiento, sin necesidad de sistemas comerciales de jardinería vertical.

Tillandsias

Vía www.learn2grow.com

Esperamos que esta recopilación os ayude a seleccionar el sistema de jardinería vertical más adecuado para vuestro caso, estas son las técnicas más comunes, sin embargo, existen otras soluciones que son mezclas de los anteriores y nuevos sistemas que aplican soluciones verdaderamente innovadoras. Esta clasificación queda abierta a vuestras opiniones, experiencias y aportaciones. Nuestros sistemas están en continua evolución y cada proyecto supone un nuevo reto, encontrando nuevos procedimientos con el objetivo de adaptarnos lo mejor posible a todas las condiciones de diseño, ambientales y económicas.

Añadir a favoritos el permalink.

7 Comments

  1. Pingback:Urbanarbolismo » Jornadas técnicas de cubiertas vegetales y jardines verticales. Vitoria.

  2. Pingback:Urbanarbolismo » Como hacer un jardín vertical tipo Patrick Blank en tu casa.

  3. Pingback:Jardines Verticales | spacegarden.eu

  4. quisiera informacion de si tiene cursos en mexico nosotros estamos en guadalajara jalisco y nos intereza ver si pudieramos hacer un congreso y curso en guadalajara podrian invitar a otros grupos de estados unidos y canada segun recomienden ustedes agradesiendo de antemano su atencion cordial mente
    Rolando Guzman
    cio costructora casa y oficio

  5. Pingback:Jardines Verticales (II)

  6. Me encantan los jardines verticales. Aquí cerca en Tarragona han creado uno en el antiguo edificio de Tabacalera, creo que es un acierto utilizar este sistema.

  7. Pingback:Las fachadas ajardinadas: oasis vertical en la ciudad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>