Instalación de una piscina natural en nuestra nueva oficina

En el siguiente articulo os contaremos como realizamos la instalación de una piscina natural a partir de dos piscinas prefabricadas.

En primer lugar, se realizó el montaje de los dos vasos. Construimos el vaso de nado de 3.5 m de diámetro y 90 de alto y el vaso de plantas, de 3 m de diámetro y 90 de alto. Para que os hagáis una idea del proceso os mostramos el siguiente video a cámara rápida:

Después de haber realizado el montaje, se instaló el sistema de filtrado de la piscina natural. El sistema de filtrado está compuesto por varios elementos, el primero del que vamos hablar es del filtro de rejilla. Al filtro de rejilla le llega el agua de la piscina a través de una tubería y este se llena dejando caer el agua en cascada por una parábola de rejilla la cual es la encargada de recoger elementos de gran tamaño como bichos, hojas. La función del filtro de rejilla es limpiar, oxigenar el agua y dirigirla hacia el filtro biológico. Toda el agua que por caudal no pueda absorber el filtro biológico cae por un tubo en cascada directamente a la piscina de las plantas. El filtro biológico contiene en su interior una serie de piezas negras donde las bacterias se adhieren y realizan el proceso de filtrado. Además, para realizar este proceso se necesita de una bomba inyectora de aire que introduce dicho aire en el filtro biológico.  En la siguiente imagen veréis un esquema sobre el sistema de filtrado:

Esquema del sistema de filtrado de la piscina natural

A continuación, se realizó la plantación en el vaso destinado a las plantas. Para plantar las especies vegetales dentro de una piscina natural existen dos formas de hacerlo. Por un parte se instalan en el agua mediante una serie de rejillas flotantes donde las plantas introducen sus raíces y crecen. El otro método consiste en introducir las plantas dentro de la piscina natural mediante maceteros de rejilla. Para realizar la plantación de las especies vegetal dentro de un macetero de rejilla se deben de seguir los siguientes pasos y utilizar diferentes materiales. En primer lugar, se cubre el macetero con un geotextil para evitar que el sustrato se salga de la maceta. En segundo lugar, se pone en el interior de la maceta lana de roca. En tercer lugar, se introduce una pequeña cantidad de abono de liberación lenta, se añade este tipo de abono para dar ventaja al crecimiento de las plantas con respecto a las algas. En cuarto lugar, se añade sustrato de jardinería, una turba. En quito lugar, se añade la planta y se cubre con grava especifica que absorba bien los nitratos.

Un mantenimiento de una piscina natural es mucho más simple que el de una convencional ya que no necesita ningún tipo de producto químico. Únicamente se debe pasar un limpia fondos para eliminar cualquier elemento que caiga a la piscina.

Las piscinas naturales cuentan con el llamado periodo de ciclado, este periodo se traduce en el tiempo que tarda el ecosistema de la piscina natural en estabilizarse y llegar a un equilibrio. Este periodo suele rondar los dos meses durante los cuales va pasando por diferentes fases. En las primeras fases no debemos de tener miedo de encontrarnos con la piscina verde ya que es una situación normal. Esto es así porque la piscina se carga de una gran cantidad de algas unicelulares,  pero poco a poco con el paso del tiempo la piscina volverá a retomar la transparencia con la que contaba al principio.

Resultado final del montaje de la piscina natural

Si te interesa el tema de las piscinas naturales o incluso estás pensando en instalarte una, no dudes en contactar con nosotros o consultar nuestra web.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *